Contacto: Chaim Raitport , email : rabinos@uic.org.ve
 
“Kashrut” es el conjunto de leyes dietéticas judías que constan en el Levítico (uno de los cinco libros del Tanaj) y que rigen todo lo que un judío puede o no comer y cómo debe hacerlo. La palabra “Kosher” o “Kasher” significa literalmente “apto” o "adecuado” y es el término que se utiliza para designar aquellos alimentos que son idóneos – desde el punto de vista religioso o espiritual - para la alimentación de los miembros del pueblo judío

Frecuentemente se dice que la comida Kasher es más sana o limpia, o que los animales Kasher no causan enfermedades tales como la triquinosis. Pero, a pesar de que pueda ser muy beneficioso comer Kasher, esa no es la razón por la cual la Torá ordena la mitzvá del Kashrut. De hecho, la Torá no aporta razones para cumplir con la mitzvá de comer Kasher.

Las leyes del Kashrut, es decir de la comida apta para el consumo del pueblo judío, se basan en una idea fundamental: El hombre es en parte lo que come o ingiere. Si come animales salvajes, terminará incorporando rasgos de agresión propios de esos animales. La segunda idea se relaciona con un concepto que encontramos en Deuteronomio XIV-1-2-3: «... Hijos sois del Señor, vuestro Dios... porque eres un pueblo santo al Señor... no comeréis ninguna cosa abominable...».

En todo caso, el cumplimiento del Kashrut es benéfico para el judío tanto en lo físico como en lo espiritual.
En el judaísmo el cuerpo físico es visto como un instrumento del alma. El alma está interesada en cumplir con la mitzvot, (acciones que la acercan el hombre a Dios); el único problema es que cumplir con las mitzvot se requiere la participación del cuerpo. Es por ello que se debe "flexibilizar" al cuerpo lo más posible para acercarlo cada vez más a la voluntad del alma.
Hay diferentes mandamientos en donde se regula lo que el judío puede o no puede comer. Las categorías más comunes son:
Animales y pájaros que están prohibidos comer.
Forma apropiada de matar un animal.
Prohibición de comer sangre.
Prohibición de comer leche y carne juntos.

Los alimentos permitidos son llamados “Kasher” y los prohibidos se llaman “Taref” o “Trefa”.

Todas las frutas y verduras son Kasher. Pero es necesario revisarlas antes de ingerirlas para extraer los insectos que suelen tener.

No todos los animales: mamíferos, aves y peces, son Kasher. Se determina si lo son o no según la especie y la forma en que fueron beneficiados.

Existen dos condiciones para que un mamífero sea Kasher, la primera es que debe tener la pezuña partida en 2 (hendida), y la segunda es que debe ser rumiante. Ambas condiciones son necesarias.

Existen dos condiciones para que un pez sea Kasher, la primera es que debe tener aletas y la segunda es que debe tener escamas. Por lo tanto, todos los mariscos son Taref y no se pueden comer.

Todas las aves carnívoras son Taref y las de corral son Kasher.

Pero no basta que los animales pertenezcan a una especie Kasher, también es necesario que se encuentren completamente sanos, y en el caso de mamíferos y aves, los mismos deben haber sido beneficiados de una forma especial que tiene el nombre de Shejitá, y que es practicada por un Shojet. Con dicho procedimiento el animal no sufre nada y la matanza se realiza de una forma completamente higiénica.

Consumir cualquier tipo de sangre (excepto la de los peces) está totalmente prohibido. Por lo tanto, las carnes de mamíferos y aves deben permanecer 1/2 hora en remojo y 1 hora cubiertas de sal antes de ser cocinadas, lo que permite ablandarlas y extraer toda su sangre.

Una ley muy importante del Kashrut es que no se debe comer carne o sus derivados junto con leche o sus derivados. Tampoco se pueden cocinar juntos, ni usar los mismos platos, ollas y cubiertos para comer carne y leche. Los utensilios para carne y leche deben estar separados.

Después de comer carne o sus derivados es necesario esperar 6 horas para comer leche o sus derivados. Después de comer leche o sus derivados es preferible esperar 1/2 hora para comer carne o sus derivados..

Utensilios y vajilla
En las casas donde se cumplen las normas de Kashrut existen dos juegos de vajilla: una para lácteos y la otra para carnes. También, es necesario usar dos fregaderos separados para lavarlas y preferiblemente una nevera para cada uno de estos tipos de alimentos.